caca-culo-pedo-pis

La ardilla que cruza España se exilia a Alemania

Te echaremos de menos.

Te echaremos de menos.

@ElExpecial. “Andrés”, la graciosa ardilla que cruza España saltando de lo-que-sea en lo-que-sea, se marcha del país. La situación económica y la desforestación han llevado a este gracioso animal a empezar una nueva vida en el centro de Europa “donde quedan más árboles y pagan de puta madre” nos cuenta, con su graciosa voz cruce de la de Jaime Ostos y Carmen Lomana.

Y es que “Andrés” desciende de una larga estirpe de ardillas “famosas, pero currantas como las que más” nos dice. “Mi abuelo Vicente doblaba a Chip y Chop en las escenas de riesgo, pero pagaban muy mal. Y mi padre, Gerardo, hizo del puercoespín ese de los seguros dos temporadas, pero lo atropello un coche y ahora hace de pizza en la tele”. Este pequeño e inteligente animal, que se mete los solisombras de un trago y fuma Ducados, cree que ya no le queda por dónde cruzar España: “empecé por los árboles, como tradición familiar, y luego me pasé a cruzar el país de tonto en tonto, pero ahora sólo puedes hacerlo de parado en parado. Y ya me aburre”.

El gobierno ha lamentado la marcha de uno de los símbolos patrios, otro más que, al igual que el Toro de Osborne que ahora hace rodeos con enanos en Oklahoma, sale de España rumbo a lo desconocido.

Y 60 euros en coñac con anís no ha sacado la puta rata.

El torero Enrique Guillén se exilia a Venus

Enrique se empadronará en Venus.

Francesc Appeal (Barcelona, Espanya). El matador de toros Enrique Guillén, conocido por ser uno de los rostros visibles de la campaña en contra de la prohibición de las corridas de toros en Catalunya y por su capacidad para redecorar sedes de ERC, ha anunciado esta mañana que se exilia a Venus «por que, a no, si es de dar explicaciones es junto ¿no? porque me siento como mal, si no voy a poder trabajal en mi tierra y no voy a poder salir vestido de pitufo al ruedo como Serafín pues no se ¿No? ¿Ustedes vosotros que jariais?» ha declarado (textualmente). Esta medida de presión no parece ablandar al Parlament que recientemente aprobó prohibir la tauromaquia en Catalunya. «Me voy a vivir a ese sitio caliente donde si dejan torear» se ha reafirmado el torero, quien ha firmado un convenio con al Agencia Espacial Europea y con la empresa Limpiezas y Desatrancos Gutierrez Hermanos, para ser llevado al planeta vecino en una próxima misión espacial. Acto seguido ha empezado a romper el estrado, ha lanzado los micrófonos por la ventana y ha dado de patadas a un redactor de «Jara y sedal» que pasaba por ahí. «Es su costumbre» ha declarado su señora «Mi Enrique es muy de coger el toro por los cuernos y si hay que renovar mobiliario, pues se renueva» nos ha comentado mientras movia los ojos en círculos y hacia aspavientos como si espantara alguna clase de insecto imaginario.

REACCIONES

La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha mostrado muy a favor del torero del que ha dicho «es un chico fantástico y mira que es catalán, pero es una pena que para uno bueno que hay se tenga que ir a vivir más allá de Móstoles ¿no?» ha apostillado. Por su parte el President Montilla, partidario de las libertades por encima de todo, ha dicho «que haga lo que quiera pero que deje ya de dar por saco. A mi me la pela» creemos, porque como habla catalán tan raro no sabemos si lo hemos podido traducir bien.

Algunos círculos taurinos como el Asilo Arkham o el Centro de Desintoxicación La Celsa también han mostrado su preocupación por el viaje del torero y han expresado su malestar con gestos raros, como si estuviesen poseidos a la vez que gritaban «¡Dejadnos en paz! ¡¡No nos laveis el cerebro!!».

Por otra parte una señora de Badajoz también ha decidido prohibir las corridas en su casa. Su marido se encuentra ingresado con elefantiasis escrotal. «Yo es que soy un poco calzonazos y si lo dice mi santa, pues eso, habrá que obedecer ¿no?» ha declarado el conyuge.

ULTIMA HORA: La presidenta Aguirre ha anunciado que «Madrid prohibirá los Castellets porque se puede matar el enano que sube arriba. ¡Ah! ¿Qué es un niño catalán? Entonces ya veremos».