drama humano

Sospechan que Rajoy trabaja para el gobierno

¿Para quién trabaja?

¿Para quién trabaja?

@SuperFalete. Los datos comienzan a ser esclarecedores y la duda se ha instalado en cientos de miles de españoles ¿Es Mariano Rajoy un infiltrado del gobierno? Ante la marea de preocupación ciudadana, la propia vicepresidenta Soraya Saez de Santamaría, ha salido a la palestra y ha dado explicaciones, acompañada de su peluquero Jim Parkinsson, que no han convencido a casi nadie.

“Mire usted, no me consta que el señor Mariano Rajoy trabaje para el gobierno. Mi relación con él es puramente de saludo y casual” ha afirmado la vicepresidenta mientras metía la cabeza en la turbina de un 747 para lograr ese bonito efecto de capas locas que luce en público. “Hemos iniciado la preparación de petición de una investigación con una comisión rogatoria que se reunirá cada último jueves de mes para avanzar en el asunto como sólo nosotros sabemos hacerlo”.

La oposición en pleno ha exigido más explicaciones y Toni Cantó, de UPyD, se ha mostrado feliz del hundimiento del acorazado Maine.

Angel de Baño: «Yo interpretaba a Flipper»

Angel sigue sonriendo.

Ines Perada (Barcelona, Barcelooonaaa). Es un hombre de andar pausado, como pez fuera del agua, con una risa contagiosa y una curiosa joroba aplanada gris en su espalda: es Angel de Baño, antiguo actor de zarzuelas de marisco y ex especialista del séptimo arte. «Empecé con el Fetuccini Western, muy anterior al Spaguetti y mucho mejor porque en esas películas salían vaqueros de verdad, de Cuenca, de Toledo, de Segovia» me comenta mientras degusta unas sardinas crudas «son más sanas así, pero ahora los pijos las comen y las llaman Susi, como si las tuvieran confianza». Angel es alegre a pesar de todos los reveses de la vida «y aún me se sujetar sobre la cola» afirma «pero solo en el agua, claro, que uno ya está mayor». Este amante de las pelotas amarillas suspendidas a 20 metros de altura afirma que él y solo él daba vida al delfín más famoso de todos los tiempos: Flipper.

«Fíjese señorita que yo he estado en 20 películas de la saga» -me dice mientras salta a través de un aro en llamas- «y nunca jamás se ha reconocido mi labor. Decían los de Hollywood que nadie lo iba a creer. Y todo porque soy de un pueblo de secano». La vida de este hombre cambió de la noche a la mañana cuando unos hombres vestidos de negro se pasearon por la segoviana localidad de Marugán en otoño de 1947. «Buscaban extras para una película del oeste y yo pensé ‘¡Qué bien! Nunca he estado en Portugal’ y me apunté. Luego resultó que tenía que pintarrajearme la cara y hablar como el tonto del pueblo» confiesa mientras se echá hacia atrás manteniendose erguido y dando palmas con las aletas.

«Me ofrecieron un papelitoen ‘Los Serrano’ o en ‘Los Soprano’ no se, pero era para hacer de delfín y ya está bien, hombre, me siento encasillado» se lamenta mientras emite un par de sollozos ultrsónicos. «Yo solo pido el reconociento justo. Y una pensioncica, claro» se despide de mi, en la playa de la Barceloneta, sonriéndome con sus más de 250 dientes.

El cine es cruel con los más débiles,  y si no que se lo pregunten a José Luis Garci.

Lleva viviendo en una zanja 19 años

La entrevista fue bastante complicada.

Fabián (Mádrid centro). El caso de Esteban Darra es una bella historia de superación personal. Cuando contaba con solo 16 años de edad cayó en una zanja de las abiertas por la compañia Gunitados Martinez en la madrileña cale del General Sintacha. Nadíe reparó en la desaparición del prometedor estudiante de BUP quien vió así su existencia muy alterada.
«En seguida comprendí que nadie me sacaría de allí. Cuando un San Bernardo dejó caer sobre mi todo un kilo y medio de mierda fresca, y su dueña ni reparó en mí, comprendí que aquel era mi destino». Lejos de pensar en el suicidio o en desear la muerte, el joven Esteban afrontó con valor su destino y ha llegado, gracias a los cursos por correspondencia, alcanzar el título de Subinspector de Hacienda para la provincia de Cuenca y el titulo de Maestro Ajedrecista nivel 8A, así como ha aprendido a tocar la balalaika en 3 meses.
Actualmente compagina las clases como profesor de esgrima por Internet, con la dirección de una oficina bancaria de un banco virtual. Y todo en los 2,5 metros cuadrados de su zanja, hoy ya llena de cables y hormigón.
De lo único que se lamenta el Sr. Darra es de que su grupo favorito «Living in a Box» no haya vuelto a sacar ningun album.